0
  • No products in the cart.

Qué beneficios tiene correr por la playa

Hacer deporte en la playa nos permite estar en contacto con la naturaleza y el running se ha convertido en uno de los deportes más frecuentados cuando llega el buen tiempo. Sobre este tema hay todo tipo de opiniones, hay algunos expertos que dicen que correr a orillas del mar no es nada recomendable, ya que la pequeña inclinación del suelo perjudica a nuestras rodillas y caderas y otros, aseguran que este desnivel pueden ayudar a quienes practican este deporte a estabilizar dichas articulaciones e incluso, fortalece los músculos de las piernas.

“Una persona con muy buena fuerza física puede correr en la arena un rato y es bueno, pero no demasiado tiempo”. Enrique Navarro, director del Laboratorio de Biomecánica Deportiva de la Universidad Politécnica de Madrid 

Sea cual sea tu rendimiento deportivo, debes tener en cuenta que cuando practicamos running por la playa, una persona necesita 1,6 veces más energía que cuando practica este deporte sobre una superficie plana. Toma nota de los beneficios de correr por la playa y anímate con la llegada del buen tiempo a practicar este deporte a orillas del mar.

 

5 beneficios cuando practicas running por la playa

Antes de ponerte la protección solar, hidratarte y vestirte con ropa cómoda y transpirable, toma nota de cuáles son los beneficios de correr por la playa.

  • Aumento de la quema de calorías. Su consumo se incrementa si corremos por la arena de la playa y aún más, si se trata de arena seca en vez de húmeda.
  • Antiestrés. Al sustituir la cinta del gimnasio (o la propia calle) por la orilla del mar ejercemos directamente sobre nuestro cuerpo una desconexión total con la rutina.
  • Mejor respiración. El aire de la playa siempre será más limpio que el de la ciudad, por eso en cada inhalación notarás cómo te renuevas.
  • Fortalecimiento del tobillo. El propio movimiento del pie sobre la arena incrementa su trabajo externo, aumentando así su resistencia.
  • Entrenamiento total. Correr a diferentes velocidades, los cambios de ritmo y dirección, y la arena como superficie inestable hacen que el entrenamiento acabe siendo completo.

Cómo te decíamos, existen infinidad de opiniones sobre esta tema. Pero tú, eres quien mejor conoce tu cuerpo, por lo que prueba a ejercer este deporte en la playa y valora si realmente te sientes cómodo. Antes de hacer running en la playa seguro que te preguntas si hacerlo descalzo o con zapatillas. Todo dependerá de tu rutina, ya que si estás habituado a correr sobre superficies duras y planas, lo más recomendable es que te pongas zapatillas y si quieres sentir el contacto directo con la arena, haz el cambio (de zapatilla a desclazo), de manera progresiva hasta que la musculatura se vaya habituando.

Te aconsejamos que realices varias sesiones a la semana de una duración de 25-30 minutos y que corras en ambas direcciones ya que la mayoría de playas presentan inclinación. Así, evitarás alteraciones en la biomecánica de tu cuerpo (cadera, lumbares…).

Cuando acabes de practicar tu rutina, no olvides estirar bien, refréscarte y si te atreves, pégate un baño y limpia tu cuerpo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies