0
  • No products in the cart.

Cómo reducir las calorías de tus platos de siempre sin renunciar al mejor sabor

Llevas un tiempo intentando comer más sano y haciendo algo de ejercicio pero no ves que se refleje en tu cuerpo como debería. Puede que lo que esté ocurriendo es que cometes algunos fallos en tu alimentación que hacen que no llegues a tus objetivos. La cuestión es reducir las calorías de tus platos, lo cual no quiere decir que vayan a disminuir las cantidades, pero notarás enseguida la diferencia.

Te contamos algunos trucos muy fáciles que mejorarán la rutina de tus comidas, haciendo que estas sean más ligeras y saludables y casi no notarás la diferencia. Así, eliminarás de forma sencilla hasta más de 100 calorías, con lo que en unas semanas perderás varios kilos sin casi darte cuenta y de forma sana y saludable.

Podrás reducir las calorías de tus platos y adelgazar con estos  sencillos trucos.

Reducir la cantidad de aceite

Es muy importante no eliminar la grasa de nuestra dieta, pero es mejor que siempre intentemos calcular una cucharada de aceite de oliva por persona en la receta que vayas a cocinar. Es mejor si utilizas sartenes antiadherentes, la cantidad de aceite será la mitad que en una sartén normal. También puedes ahorrarte aceite usando un pulverizador que apenas aporta calorías y ahora, lo puedes encontrar en cualquier supermercado.

Otro consejo para reducir las grasas es evitar las frituras. Puedes usar el horno para hacer tus platos fritos favoritos como las patatas o el pollo empanado y tan solo necesitarás una cantidad mínima de aceite. Pero si no quieres renunciar a este placer, te recomendamos que utilices papel absorbente de cocina, así eliminarás el exceso de grasa de las patatas u otros fritos y empanados. Con este sencillo truco puedes ahorrarte una cucharadita de aceite.

Sustituye la nata

La nata es un ingrediente que aparece en muchas recetas tanto dulces como saladas, pues forma parte de muchas salsas en las que se usa para dar textura, como con la pasta, la carne y les da un toque único. Pero para no cargar estas recetas de grasas podemos sustituir la nata sin que apenas se note en el resultado final por leche o bebidas vegetales. Será mucho más saludable y seguirá dando esa textura característica.

Añade más verduras

Por ejemplo cuando cocinas pastas es mejor si agregas verduras como champiñones, pimientos o berenjenas, en lugar de la salsa de tomate con carne. Si las calorías de los alimentos que usas son menores, el plato también tendrá menos. Las verduras tienen mucha fibra y te ayudan a sentirte saciado durante más tiempo y más rápidamente.

Usa hierbas aromáticas en vez de salsas

A veces puede engordar más una ensalada por todas las salsas que echamos que una hamburguesa. Las salsas llenan de grasa nuestras comidas y ensaladas. Por eso te recomendamos que utilices hierbas y especias como el orégano, la albahaca, el comino o el pimentón como aderezo. Para las ensaladas puedes probar a eliminar las salsas y echar jugo de limón, que les dará muy buen sabor.

Sustituir el azúcar por fruta

Algunas frutas pueden ser sustitutos del azúcar como por ejemplo el plátano y la manzana. Es una buena idea usar un plátano maduro o un poco de puré de manzana en recetas de bizcocho para sustituir algo de grasa y de azúcar. Eso también aporta mucha jugosidad a los bizcochos.

Además, es recomendable evitar los zumos, incluso los naturales. Tómate una naranja, de esa forma estarás tomando el azúcar y la fibra de esa naranja. Sin embargo, cuando exprimes un zumo, no consumirás su pulpa, y probablemente eches 2 o 3 naranjas para un pequeño vaso.

Otros consejos prácticos

· Haz tus propias pizzas con tus propios ingredientes, serán mucho más sanas y las podrás personalizar a tu gusto. Añade menos queso o sustitúyelo por mozzarela.

· Elige productos light, la diferencia es mínima y podrás reducir las calorías. Por ejemplo en yogures, mayonesas…

· Haz tus pescados favoritos al horno o al vapor en vez de fritos o en la sartén.

· Retira la grasa visible que se puede ver fácilmente de la carne.

· Las tortilla serán igual de jugosas si las cocinas con dos huevos pero con una sola yema, ya que te ayudará a reducir las calorías.

· A veces confundimos el hambre con sed. Ten siempre a mano una botella de agua o té frío.

 

Seguro que estos trucos son muy útiles para aligerar tus recetas favoritas y adaptarlas a tu rutina de comida saludable, sin renunciar al buen sabor.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Join Waitlist We will inform you when the product arrives in stock. Just leave your valid email address below.
Email Quantity We won't share your address with anybody else.