0
  • No products in the cart.

10 errores fitness y cómo evitarlos

Te has decidido a ponerte en forma y lo primero que haces es buscar en Internet qué entrenamientos deberías seguir, los mejores trucos para adelgazar, qué dietas empezar…muchas páginas se contradicen, otras no concuerdan con lo que tú habías oído y tu búsqueda acaba peor que como había comenzado.

Cometer errores al realizar ejercicio hace que el entrenamiento no sea efectivo e incluso puede llevar a dolores musculares y lesiones. Por eso, a continuación te explicamos cómo evitar posibles errores fitness para que puedas conseguir todos tus objetivos.

Los 10 errores fitness más comunes que cometemos

1. Beber poco agua

En primer lugar, debes estar bien hidratado antes, durante y después del entrenamiento, ya que cuando no es así, tu rendimiento disminuirá. Una forma fácil de evitar esto es llevar siempre contigo una botella de agua llena y de esta forma no se te olvidará. Debes tener cuidado con bebidas isotónicas ya que se absorben más lentamente que el agua.

2. No calentar o estirar

Aunque algunas personas piensan que es una pérdida de tiempo, calentar antes de los ejercicios y estirar después, evita riesgos de lesiones y dolores. Por ejemplo, si tu entrenamiento tiene una duración de una hora es recomendable tanto calentar como estirar durante 10 minutos, manteniendo cada postura entre 10 o 20 segundos.

3. Querer hacer todo la primera semana

Es normal que una vez que te has decidido a practicar ejercicio estés muy motivado, pero tienes que tener cuidado y planificar bien las rutinas. No es bueno pasarse horas y horas realizando actividades físicas la primera semana, ya que te puede causar fuertes dolores y lesiones que te llevarán a dejar el entrenamiento durante un tiempo. Por eso hay que ir poco a poco.

4. Dejar de lado algunas partes del cuerpo

Son muchos los que se centran en ejercitar algunas partes del cuerpo y otras las dejan en un segundo plano. En el caso de las mujeres, los brazos es un claro ejemplo de ello, ya que muchas veces nos olvidamos de realizar ejercicios que tonifiquen esa zona. Hacer pesas no es sinónimo de que vayas a parecer un culturista, sino que tonificarás. Trabajar los mismos músculos puede crear un desequilibrio con respecto al resto del cuerpo y además, hará que estés en una zona de confort que normalmente genera aburrimiento y con el tiempo, abandono.

5. No cambiar de ejercicios

Otro dato importante es el hecho de la importancia de combinar ejercicios de cardio y de pesas para que el entrenamiento sea lo más eficaz posible. Por ejemplo, combinar una rutina de bicicleta o cinta con ejercicios con peso corporal y/o mancuernas. De esta forma, notarás los resultados en poco tiempo y de una forma saludable. Si tu objetivo es bajar de peso, con un entrenamiento cruzado, lograrás adelgazar más y de forma progresiva y equilibrada.

6. Despreocuparse de la alimentación

Con el pensamiento recurrente de “bueno, esta semana he ido al gimnasio, ya puedo comerme todo lo que me apetezca” lo único que se consigue es desperdiciar lo conseguido. Algún día a la semana es normal darse un capricho, pero cuando esto se convierte en una costumbre, al final con sólo el ejercicio no es posible conseguir los objetivos.

7. Más es menos

Los excesos nunca fueron buenos, y en el deporte ocurre lo mismo. Obsesionarse con entrenar puede causar lesiones musculares y cansancio. Realizar ejercicio durante horas y horas puede hacer que al final lo termines odiando, y una vez pares, lo que habías logrado se multiplicará por dos negativamente. Por eso, como comentábamos, es crucial preparar rutinas con antelación que nos ayuden a organizarnos.

8. No hacer caso a los entrenadores

Es importante prestar atención a las personas que se han especializado en el deporte que estamos practicando, ya que cuando comenzamos no sabemos cuál es la postura adecuada, cuánta carga necesitamos o cuántas repeticiones son las correctas. Por lo que no dudes en pedir asesoramiento.

9. No llevar el calzado adecuado

Las deportivas adecuadas pueden evitar malestar e incluso lesiones, aún cuando el ejercicio no es muy duro. Por eso, al comenzar los entrenamientos es recomendable informarse bien sobre el mejor calzado para el tipo de ejercicio que vamos a realizar. No es solo una cuestión de comodidad, sino también de salud. Y al igual que el calzado, es fundamental llevar ropa cómoda que no reste efectividad.

10. No descansar

El hecho de descansar es imprescindible para nuestro cuerpo. Éste, debe recuperar las energías suficientes para el siguiente entrenamiento, sino no podrá asimilarlo. Hay que dosificar los ejercicios, por ello, lo perfecto sería una rutina de entre tres a cinco días por semana.

¿Cuál de estos errores estás cometiendo? Es normal que al principio estemos perdidos, pero con las anteriores recomendaciones, el “no sé si lo estoy haciendo bien” ya no será una excusa para abandonar.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies